jueves, octubre 25, 2007

Dos cervezas, perdón certezas

Si quizás tengan razón al decir que me vine a Autlán para hoy de la realidad, que es una mariconada eso que Guadalajara no me quiere, que no me corto el pelo porque me pesa pagar 20 pesos, que trabajo mucho porque si voy a mi casa me ponen a lavar los platos. Pero saben qué.

Si estuviera en un bar bebiendo Coronitas y no en la oficina a las nueve de la noche, estoy seguro que tendría dos certezas.

La primera: Tengo la vejiga muy pequeña.

Y la segunda: Es mejor beberlas con unos churros con mucha salsa y limón.

Saludos Lola.

2 comentarios:

Camille dijo...

mmm.. espero que no te estes burlando, jajajaja..

Morro es que ultimamente ando tan corta de inspiracion... jajaja.

Saludos... y espero hayan tenido un lindo concierto y una muy amena boda.

Saludos.

Martha dijo...

Pues por ahí supe que si es una parodia de Camille jajaja, yo que tu me desquitaba y escribía algo así como ya tengo bici, podrías escribir, ya tengo un caballito de escoba o algo gracioso jejeje.

Por cierto, si el concierto estuvo padrísimoooo, la boda divertida, el pastel bueno, la cuba sabrosa y el descanso necesario y ahh la carnita asada y los sopitos ni se diga. :D