jueves, abril 12, 2007

Descanse en paz

Toda su vida y desde que pudo fue una puta. Una perra puta.

Ayer murió por la tarde producto de un embarazo mal acomodado en la matriz y un aborto que no arrojó, la infección le provocó la muerte.

La colocamos en una bolsa negra y la tiramos donde a nadie moleste su olor a muerte. Murió.

Llegó a mi casa aún cachorro, hace ya muchos años. Fue mi fiel compañera en las tardes de soledad y tener que darle de comer fue por mucho tiempo la única actividad compartida que tenía en la casa.

Fue una traidora; muchas noches de parranda que sus ladridos despertaron a media cuadra al oirme llegar, para luego ir a la puerta a moverme la cola. Fue la primera en darme la bienvenida al mover el rabo cuando regresaba a casa cada quince días en mi época de universidad, luego me daba la mano y esperaba una caricia en el lomo, y esa comunicación que ella sabía de cariño: "hazte para allá pinche Loba".

Una vez mató un Tlacuache con saña. Además de puta fue asesina.

Siempre nos ganó, quedaba cargada de una nueva camada antes que la inyección anticonceptiva y al final eso fue lo que la mató. Se revolcó con su propio hijo y él aún sobrevive, anoche se pasó la luna ahuyándole a su madre y a su amante.

Murió. La Loba, perra lista, perra vieja, perra puta, perra amiga. Descanse en paz.

2 comentarios:

Martha Veronica dijo...

Que triste, ya me caía bien a pesar de que una vez me quizo morder. Pobre loba.

Camille dijo...

Mi mas sentido pesame.