miércoles, enero 24, 2007

Podría ser el cielo gris

Hoy amaneció nublado, al poco tiempo comenzó a caer una lluvia constante, fría de nubes grises que pintaron el horizonte del mismo color y que sin querer, le pusieron nostalgia a mi día.
Es de esa nostalgia que se siente entre el pecho y el lado izquierdo de la caja torácica, es esa nostalgia que invita a cerrar los ojos, a ponerse un sueter calientito, a comer chocolate y a pensar en todo menos en la realidad inmediata.

A veces suele ocurrirme, pero es fácil engarñala. Me pongo a trabajar, aventajo proyectos, entrevisto gente, subo fotos, salgo a la calle a trabajar y se me olvida, pero hoy eso no funcionó. No encuentro la concentración total y he trabajado, avanzado, entrevisté gente, salí a la calle y aún así no se me quitó la nostalgia. Si me hacía falta un pretexto para sentirme Chinche, por la mañana lo encontré y fue bueno, se murió el maestro de maestros y en serio me dió tristeza.


Pero me pregunto: si las cosas van bien con los sitios, con el trabajo en la radio, con mi mamá que ya le dieron su plaza de profa ¿porqué me siento así? Podría ser el cielo nublado. Podría ser las dos noches seguidas desvelándome. Podría ser que mi cuarto está sucio y que pide a gritos orden. Podría ser.

Aunque tengo otra teoría, la verdad es que te extraño Martha, que no me gusta decírtelo por que luego viene la tristeza como avalancha, que hoy quisiera abrazarte, contarte un chiste que me hizo reír anoche, tomar tu mano y caminar un poco. Escuchar tu palabra en la que encuentro refugio, un refugio que me protege de esta mañana que amaneció nublada, con lluvia, con la noticia de que pronto yo seré el responsable de la casa, con el diseño de deGrana que avanza lento, con pocas noticias para la radio, con mucho trabajo que sale pero no sabe y con un descanso que sé que tendré hasta que esté contigo.

No me hagas mucho caso. En serio pasa seguido, no me olvido de tí, pero luego encuentro algo que hace que se me olvide un poco lo mucho que me haces falta.

2 comentarios:

Camille dijo...

Hola Efren. Pues yo creo que en cierta parte puede ser un efecto del ambiente que sientas esa nostalgia, acuerdate de Joan Sebastian "hoy amanecio el cielo nublado por eso me pongo asi, sentimental". El color gris por eso no me gusta como tampoco los inviernos.

Y tambien puede ser que estes ansioso sobre algo, como el extranar a Martita... porque quizas en este tipo de dias uno necesite la cercania del otro, su calor.

Que lindas cosas le dijiste!!

Lo bueno de esta vida es que las emociones no son estables y el tiempo pasa. Es decir, ya no sentiras este sentimiento y pronto veras a Marta.

Saludos

Martha Veronica dijo...

Cuando te pongas triste y me extrañes mucho, sólo piensa que yo también te extraño, que también me haces falta y lo más importante que siempre estoy contigo hasta en los más mínimos detalles.
Te amo mucho, gracias por todo.