martes, septiembre 19, 2006

El sueño de Miguelonsh

No quiero que se vayan a emocionar bastante. La verdad no espero publicar todos los días, pero ahora se juntaron dos cosas, la primera es que estoy como niño con juguete nuevo con este Blog personal, la otra es que revisaba mi carpeta de correos recibidos y me encontré uno de mi buen amigo Miguelonsh a quien le mando un abrazo hasta Culiacán. Por ser muy bueno se los comparto, pero no se emocionen que no publicaré diario.


Efrén:
Si se te hizo raro lo del rinoceronte chiquito, recientemente tuve otros sueños de ese talante.
Soñé que estábamos en una especie de atrio de iglesia (alguna banda de la escuela), y de repente entre un montón de basura cerca de la escalera de ingreso, encontré una mosca gigante muerta… como del tamaño de un gato.
Marthuchis traía cámara y pensé inmediatamente en hablarle para que le tomara una foto, voltee y vi una chava muy parecida a ella, así cagadita pero un poco más delgada y con la nariz más fina, y le digo:

─ ¡Estás igualita a una amiga! ─

─ ¿En serio? ─ Me contestó como dudando.

─ ¡Hey, Marthuchís! ─ Le llamé.

Estaba platicando con quien sabe quién, lo dejó y fue hacia donde estaba yo.

─ Mira encontré a tu hermana perdida ─ Le dije.

─ ¡Ay, neta!─ Dice como alegre y asombrada.

─ No, pero a ver, tómale una foto a esta cosa─ de indiqué señalando donde estaba la Mosca Gigante.

─ ¡¿Ay, qué es eso?! ─ Exclamó Martha sorprendida.

─ No sé como que una mosca gigante ─ Le respondí

En eso llegaste tú.

─ ¿Qué hay?, ¿Qué haciendo? ─ Preguntaste.

─ ¡Mira esa chingadera! ─ Te dije señalando a la Mosca.

─ ¡A la Verga! ─ Exclamaste y se le medio desprendió la cabeza.

Martha le tomó las fotos, y en eso llegaron unos cholillos como de secundaria, y empezaron a patear el cadáver hasta que lo deshicieron. La doble de tu señora como que puso cara de “¿Qué pedo con estos?”, y se volvió a leer un libro que traía en las manos. Después de eso nos fuimos los tres por la escalera dejando a la homónima en su lectura.

¿Qué te parece?

Atte:

Miguelonsh.


Increíblemente bueno Migelonsh.
¿Y a ustedes? Estimados lectores, ¿a poco mi amigo no escribo bien lindo? Snif.

Sin más.
Le seguimos luego.

1 comentario:

La Lola dijo...

Creeme que me lo imagine perfecto... los gestos, la risa, la voz ronca del buen Miguel.

Si lo ves dile que por aca se le recuerda con mucho carino.