martes, septiembre 26, 2006

Y soy el alma de la fiesta

Cuando voy a alguna fiesta que se torna aburrida cuento los tres chistes que me sé. Cuando termino de contar esos chistes y la gente sigue aburrida entonces les cuento algo en lo que todo mundo se interesa.

Les cuento que fui compañero de clase de la tristemente célebre POP Star Jollete Navarrete y todo cambia de tono.

Les plático que cuando estaba en la escuela Jollete se esforzaba por mostrar su talento y cantar a la menor provocación, así fuera cualquier clase o la cafetería escolar.

Les interesa mucho a los festejados aburridos saber que Jollete tiene más granos en la cara que un elote, que a pesar de su declarado amor a la iglesia católica sumía el abdomen y "paraba" pompi y bubi cuando Iván García Aceves le decía que le tomaría fotos tipo Maxim.

¿En serio canta así? - Me preguntan todos.
No cantaba tan jodido. - Les respondo.


Les platico aquella que vez que la futura estrella de La Academia no movió un solo dedo más que para peinarse y maquillarse en la producción de un infomercial de la clase de tele, para salir cinco segundos a cuadro y sonreir mientras sostenía una caja y al final llevarse las manos a la cara, dejar saltar un par de lágrimas y decir:

Muchas gracias a todos, a los maquillistas a las peinadoras. Sin ustedes no hubiera podido hacerlo.


En fin. Parte de las cosas que cuento cuando las fiestas son aburridas es que el mail de Jollete era barbiejollete@... que se avergonzaba si algún profesor en lugar de Jollete le decía Guadalupe y que me muero de miedo de que la señora mamá de Jollete me demande por escribir este post y hablar de su hija para hacerme famoso a costillas de su hija. En serio me da miedo.

Pero la señora mami de Jollete debe saber que sólo ofrezco un tema de conversación para hacer leña del árbol caído, todos nos reímos de Jollete, imitamos los gritos con los que decía cantar y la fiesta vuelve a tener vida.

Ofrezco más razones para comernos a la estrellita y me convierto en el alma de la fiesta.

Sin más.
Le seguimos luego.

3 comentarios:

Cihualpilli dijo...

Pues ya entrados en este asunto de tijerear a Jolette, yo quiero compartir una vez en clase ya no recuerdo de que, Paulina y yo le dijimos a Jolette que tenía chaparreras, se fue al baño casi llorando, frustrada y enojada, eso después e gritonearnos en el salón y de dejarnos de hablar por casi un mes.
La chava está traumada con su físico, pues claro pues es que se suponía le daría de comer, ¿qué cosas no?
Ahh y yo tampoco me siento orgullosa de que haya sido mi compañera, pero es que esa generación fue de pop stars. Qué me dices de la chiquitibum.

Carlos Efrén dijo...

Claro, Krisha. Ya la recordaremos después.
Pero yo sí me siento orgulloso. Ja, insisto soy el alma de la fiesta.

La Lola dijo...

Cuando la Jolette estaba en la Academia mi madre siempre le contaba a todo mundo que habia sido mi companerita, al principio era divertido hablar de la "diva del raiting" pero ya despues eso se convirtio en un martirio, repetir y repetir la historia. Al menos eso no me hacia feliz jajajaja.

Saludos.